El Madrediosense

Revista publicada en Madre de Dios, Perú.

sábado, mayo 15, 2010

Editorial Edic. 24

Urgente… políticos de verdad


Los pueblos que han logrado el desarrollo fundamentalmente fueron porque tuvieron buenos líderes y una clase política desarrollada y madura. ¿En Madre de Dios podemos aspirar a ello?

Decir que tenemos siquiera una clase política es una quimera, una fantasía si no veamos a lo largo de nuestra historia nuestros políticos, salvo honrosas excepciones; han significado liderazgos chatos, improvisados, inmaduros, algunos formados del oportunismo, otros de traición al pueblo otros fugaces y efímeros. De ellos quienes han tenido la oportunidad de gobernar han representado y representan una decepción para el pueblo que peligrosamente ya desconfía de todos y ve en cada elección un circo, una feria, una oportunidad de sacar provecho económico; es decir ya no se toma con seriedad el dar nuestra representación a alguien para que nos encamine por la senda del desarrollo. Y como contradecirlo si en la actualidad lo que tenemos mayormente es una fauna electorera que solo aparece en época de elecciones políticas y no que está presente constantemente dando alternativas, ideas y sobre todo fiscalizando y haciendo oposición responsable a los que nos gobiernan.   

La renovación es obligatoria y natural para nuestra sociedad. Pero ojo, lo nuevo tampoco es sinónimo de mejor, aunque hay algunos que quieren hacer pensar ello y ya lo quieren convertir en dogma, con el prurito de que la población quiere “rostros nuevos” nos quie-ren contrabandear perro, pericote y gato. Y es más, a veces es un peligro y ya lo tuvimos de sobra: el pastor mentiroso, el empresario mudo e incapaz, el chinito cabeza de cemento y autoritario, el benefactor mudo, el maderero corrupto,  el profesor zarramplín, etc, etc. 

Queremos renovación no solo de personas sino de propuestas, nuevos enfoques de lo que es hacer política sobre todo planteamientos serios para lograr el desarrollo de Madre de Dios.

Lamentablemente los “nuevos” casi en su totalidad vienen con vicios y taras tradicionales como: caudillismo, mediatismo, autoritarismo, demagogia, oportunismo, deslealtad, incapacidad, populismo, etc. ¿Y cómo se evidencia? algunos hablan como “candidatos” sin que nadie los haya elegido,  otros que son “elegidos” por sus argollas”,  otros porque tienen medios de comunicación o tienen facilidad para la presencia mediática, algunos manejan un discurso confrontacional y de odio ante sus “contrincantes”; pero eso si nadie de ellos habla de planes, de propuestas serias y menos visión de futuro, solo frases hechas, no dicen quienes los respaldan y los mas grave la gran mayoría nunca ha tenido experiencia de dirección, trayectoria laboral muchos ni conocen de administración pública y lo que es peor  carecen de formación técnica y/o profesional y ¿así quieren ser los conductores de nuestra región?.  Así se quiere renovar la política ennuestra región, por Dios ¿dónde estamos?

Renovación no significa decir como los argentinos durante la presidencia de De la Rua “que se vayan todos” ya que los que vinieron, resultaron más pillos que los anteriores, igual decía Fujimori y casi se roba el país entero; en versión madrediosense dicen unos interesados “que se vayan quienes ya tuvieron su oportunidad” es como decir “ahora me toca a mí el privilegio” cuando lo que importa son los buenos resultados y no quien esté en el poder, si hay políticos eficientes con buena experiencia, sería ilógico pedirles que no hagan política.

Que queremos

Que los partidos o movimientos políticos se creen en base ha: propuestas, planteamientos, declaración de principios de ética, moral y conducta. Y sobre todo con visión de futuro respecto al desarrollo de nuestra región, que le permitirá trascender al líder de turno o al que tiene solo intereses personales. Además que creen sus escuelas de liderazgo que refuercen y renueven sus cuadros diligénciales.

A los aspirantes a políticos:

Aun hay tiempo, replanteen sus conceptos y formas de hacer política, pregúntense si están pensando más en nuestra tierra o en sí mismo, prepárense, capacítense lean mucho sobre ética y moral, luego practíquenlo a cabalidad. La política es un arte, una ciencia y no una aventura ni una lotería. Si no tienen la capacidad ni la experiencia necesaria requisitos y logran ser autoridad, lo harán mal y quienes sufriremos las consecuencias seremos todos los que vivimos en esta región.
No rifemos el futuro de nuestra región, ni el de nuestros hijos.

No necesitamos improvisación ni mediocridad en nuestra política. Exijamos seriedad, responsabilidad y capacidad a nuestras futuras autoridades.  

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

web site traffic statistics
Travelocity Vacation