El Madrediosense

Revista publicada en Madre de Dios, Perú.

domingo, mayo 20, 2007

Editorial

Bodas de Oro del Colegio Nacional Guillermo Billinghurts

Antes que nada amigos lectores permítanme una licencia: escribir sobre el 50° Aniversario de mi viejo Colegio Guillermo Billinghurst, en el que pasé los años de mi adolescencia.

Realice el seguimiento de sus actividades festivas como de cualquier institución madrediosense importante, pero mi condición de ex alumno hizo sucumbir mi imparcialidad y no pude evitar sentir infinitas emociones y sentimientos encontrados. Mucha alegría pero también melancolía y pena por la situación actual de este Colegio que dejó una huella imborrable en el corazón e historia madrediosense.

Mi emoción llego a su cenit el día del desfile en nuestra vieja plaza de armas. La alegría, el alborozo y, en verdad, toda la emoción que nos suscitó nuestra institución son inenarrables. Los billingurenses que estuvimos allí, jamás podremos borrar de nuestras mentes el cántico de las inspiradoras notas de nuestro himno, el paso marcial de los alumnos actuales, de su plana docente, padres de familia, de las delegaciones visitantes, colegios amigos, de ex alumnos, ver el pasar del bosque de banderas que representaban las 46 promociones. Luego, esa tarde, en la final del campeonato de fútbol, el pundonor y entrega demostrado por estos nuevos héroes del imaginario juvenil llevaron al paroxismo a todo el estadio, el mismo que amenazaba desplomarse por el desborde emocional, al ver campeonar justamente a nuestra celeste querida.

Para su celebración hubo una poderosa conjunción de fuerzas. Se unieron, inéditamente, padres de familia, personal del colegio, ex alumnos a través de la Asociación Billinghurense. Debe reconocerse ese esfuerzo que ha demostrado que la unión y la asociatividad son una herramienta clave para lograr objetivos comunes. Así, superando algunas deficiencias, podremos hacerlo mucho mejor en los años venideros.

Cuesta aceptarlo pero nuestro colegio hoy en día esta en condiciones calamitosas en infraestructura y prestigio. Pero, ¿Por qué tiene que estar en esa situación?, si somos tantos y representamos mucho. Todos, de una u otra forma, somos responsables, ya sea por error u omisión y debiéramos aceptarlo con humildad. Ya sea directores, profesores, autoridades, padres de familia, alumnos, ex alumnos, etc. Mi intención, en este punto, es hacer un acto de contrición para la aceptación de responsabilidades e invocar, a través de El Madrediosense, que dejemos la actitud pasiva hacia aquello que nos ha definido como ciudadanos, en este caso nuestro CNB. Unámonos a la Asociación Billinghurense, que acertadamente dirige Pantaleón Alpaca, y como dice nuestro himno seamos Cruzados; esta vez, para devolverle a nuestro colegio lo que nunca debió perder, y estar como dice el lema “siempre un paso adelante”.

1 Comments:

At lunes, septiembre 07, 2009 7:43:00 p.m., Anonymous Mg. pedro guerra souza said...

tuve la oportunidad de trabajar en ese prestigioso colegio y me apena que se encuentre en ese estado pero para ello están los exalumnos y las actuales autoridades para que aunan esfuerzos y se retome el liderazgo y adelante billingurennse, adelante y con tezon el saber es la ancha frente ...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

web site traffic statistics
Travelocity Vacation