El Madrediosense

Revista publicada en Madre de Dios, Perú.

jueves, abril 19, 2007

Editorial Edic. 12

No al DL 978

El Ejecutivo publicó el Decreto Legislativo 978, el cual elimina las exoneraciones tributarias en la selva. El cambio no es una simple eliminación, sino una sustitución progresiva de las exoneraciones por transferencias presupuestales directas a las regiones Amazonas, San Martín, Ucayali y Madre de Dios. La medida fue concertada por el Ministerio de Economía con las autoridades de las regiones, pero estos no lo hicieron con su comunidad.

Por tal razón esta medida termina siendo impositiva, autoritaria, además de improvisada, ya que no se hizo ninguna evaluación o estudio técnico del impacto real de las exoneraciones actuales y de las consecuencias de su eliminación sobre la propia población.

Esto evidencia que el gobierno aprista no tiene un plan de gobierno para una región que representa el 60% de territorio nacional y que, además, no contaríamos con interlocutores validos para nuestra selva.

Las consecuencias obvias de esta media serán: incremento inmediato del costo de vida, se elevarán los precios de todos los bienes de capital, de los equipos, maquinarias, herramientas, e insumos para todas las actividades económicas. ( FORESTAL – MINERIA – AGRICULTURA – INDUSTRIAL – TURISMO). Además de los precios de los artículos de primera necesidad, de los servicios básicos (agua-luz), del transporte local, interprovincial, de los materiales de construcción. Se incrementarán los costos operativos de las empresas con el consecuente estancamiento de las actividades económicas. La región se hará mucho menos atractiva para las inversiones perdiendo el nivel de competitividad necesario para el desarrollo.

Hacemos estas predicciones basados en la experiencia de la Región San Martín. Esta región ya vivió esta experiencia desde el año 2005. En efecto, con la Ley de inversión y Desarrollo de San Martín se eliminaron las exoneraciones y los beneficios tributarios para esta zona. A decir del presidente regional de San Martín, Walter Arévalo, las cosas no andan bien tras esa decisión. Los productos de la canasta familiar han sufrido incrementos de precios entre 5% y 10%. Y los demás problemas que detallamos. Peor aún, los fondos que se transfirieron no han sido ejecutados en su mayor parte y menos han favorecido a la mayor parte de la población o a aquellos grupos en peor situación.

La premisa de la que parten los tecnócratas del MEF es que las exoneraciones tributarias significan privilegiar a unas regiones sobre otras. Pero no toman en cuenta que nuestras deficiencias jamás nos harán iguales mientras no tengamos energía eléctrica del sistema nacional interconectado, ni carretera asfaltada que nos permitan tarifas nacionales en electricidad y transporte. Suponen además que al transferir más recursos a la región, estos serán bien aprovechados, cuando sabemos de las terribles deficiencias que tienen nuestras autoridades para hacer buen uso de los pocos recursos que tenemos.

Cierto es, sin embargo, que sí ha habido mal uso de las exoneraciones y que éstas han generado mafias y contrabando. Sin embargo, ello no neutraliza el efecto positivo que había en la población en su conjunto por los menores costos. Resolver esos problemas, requiere de un mayor control. Es decir de voluntad política para frenar la corrupción que al parecer no hay.

Esta norma marcará un hito negativo en el desarrollo económico de nuestra región. La población debería tomar conciencia de sus efectos y organizadamente hacer sentir su voz de protesta. La Cámara de Comercio ya se pronunció en contra, pero debe haber un mayor eco. Luego, no lloremos sobre la leche derramada.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

web site traffic statistics
Travelocity Vacation